lunes, 2 de junio de 2014

Historias de personas que lograron adiestrar a sus mascotas!!!!




Cada vez me llegan más historias de personas que logran adiestrar a sus perros exitosamente.

Sobre personas que tienen problemas en la educación de sus perros y gracias a mis consejos y libros consiguen entrenar a sus mascotas hasta conseguir el mejor comportamiento que podrían desear. 

Hoy compartiré contigo 2 de las historias que más me han complacido como adiestrador.


Hace algunos meses una joven me escribió. 
Tenía una perrita que no era mala en absoluto, de hecho estaba comenzando un plan de adiestramiento canino y avanzaba bien, pero tenía miedo de todo, se echaba a temblar ante cualquier ruido, cuando le ponía el collar parecía aterrorizada, ¡ya no hablemos del veterinario! 

Le dije que para combatir ese miedo que tenía hacia todo debería haber sido debidamente socializada cuando era cachorrita, pero aún había esperanza. Los perros aprenden deprisa. 

Lo más importante en este caso era que la perrita relacionara todas esas cosas que le producían pavor con algo bueno: el collar, las visitas al veterinario, la mujer de la limpieza...

De modo que le dije que la idea era acercar a la perrita a las fuentes de sus temores, uno a uno, poco a poco, y mientras permaneciera calmada recompensarla con golosinas o caricias, sólo mientras estuviera tranquila, para que viera cuál es el estado de ánimo correcto. 

Un par de meses después la misma chica me escribió para decirme que gracias a mis consejos había desterrado los miedos de su perrita, y que era mucho más feliz ahora.


Otro caso que me gustó mucho fue de una mujer desesperada que tenía un pastor alemán
 al que quería locamente, su comportamiento era ideal en casa...pero en la calle se volvía un peligro andante. 

El perro tiraba de la correa como un loco, y había llegado a hacerle daño a su dueña en más de una ocasión. Ella desde luego no quería librarse de su perrito, de modo que recurría a mí en busca de ayuda: tenía que conseguir que dejara de tirar de la correa de esa manera durante los paseos. 

Le recomendé recurrir a algún amigo o vecino dispuesto a pasar por unos cuantos tirones, alguien que fuera más fuerte y resistente que ella, y utilizaran juntos la táctica del árbol. 

Se trata simplemente de parar el paseo cuando el perro tire, y cuando el perro deja de tirar, seguir caminando. Se necesitan bastantes intentos, pero a la larga el animal comprende que si tira no habrá paseo que valga, y en cambio si está más tranquilo y la correa está floja seguirá caminando. 

La mujer me llamó unas semanas después asegurando que la técnica había funcionado a las mil maravillas, una prima la había ayudado y gracias a mis consejos ahora su perro no tira de la correa.

Como vez, el adiestramiento canino está lleno de matices, de historias personales, de problemas y también de soluciones. 

Educar a un perro es lo mejor que podemos hacer por él: enseñarle cómo comportarse en nuestra sociedad, para que sea más querido y apreciado de lo que ya es.

Seguramente te gustaría tener más información de las que dispones ahora, ¿verdad? No te preocupes, porque aquí mismo podrás continuar aprendiendo con mis consejos:

 Educar a tu mascota

Como educar a tu Perro




Puede que te resulte sorprendente, pero la mirada es vital para el adiestramiento canino, y a la vez una de las cuestiones más sutiles a la hora de educar a los perros.

Sostener la mirada a un perro a veces implica decir "soy tu líder, lo sabes, así que sométete", pero en otras ocasiones la misma mirada puede estar diciendo "soy inseguro y te miro para ver lo que esperas de mí".

Depende de la ocasión, de la situación y las circunstancias, una mirada puede transmitir un mensaje u otro, totalmente contrarios. Es probablemente uno de los motivos por los que a veces podemos tener dificultades a la hora de educar a un perro: no le transmitimos el mensaje adecuado.

Es importante que entiendas que cuando no le estás ordenando nada a tu perro, es decir, cuando no esperas de él que obedezca una orden, mirarlo fijamente implica dominancia. Eres el líder, el jefe, el que manda, y tu perro lo tiene que saber.

La importancia de esta mirada es que él no te la sostenga, sino que baje sumisamente la cabeza. Si te mira de vuelta más de unos segundos es que se cree el jefe y te está retando, no se lo permitas: no seas el primero en apartar la mirada.


Por el contrario, fíjate: llamas a tu perro, y viene, pero de pronto da la vuelta y se va. Pregúntate si lo estabas mirando. ¿Lo hacías? Es probablemente el error. Si le dices que haga algo pero estás vigilando que lo haga significa que tienes miedo de que no te obedezca. Si tienes miedo es que eres inseguro, y si eres inseguro es que no eres digno de ser un líder. Si no eres su líder, ¿por qué va a obedecerte?

Así que ya ves, las circunstancias son cruciales a la hora de sostener la mirada de tu perro. Si quieres que te obedezca no puedes mirarlo, no puedes vigilar que haga lo que le has dicho, porque no tienes que esperar que obedezca, sino que tienes que saberlo. Es lo que hace un líder.

En cambio, el resto del tiempo una mirada fija sigue demostrando tu dominancia, tu liderazgo, y él debe desviarla para demostrar que se somete a ti y está dispuesto a obedecer y seguirte en lo que sea.

Ahora que ya lo sabes, ¿ha habido algún momento en que tu perro te haya desobedecido...y lo has estado mirando mientras lo hacía?

Seguro que aún tienes dudas y te gustaría tener más información disponible, pues no dudes en conseguir mi guía COMPLETA de adiestramiento canino:

     
 Adiestramiento Canino

domingo, 30 de marzo de 2014

Como adiestrar un cachorro



Hace algunos meses una joven me escribió. Tenía una perrita que no era mala en absoluto, de hecho estaba comenzando un plan de adiestramiento canino y avanzaba bien, pero tenía miedo de todo, se echaba a temblar ante cualquier ruido, cuando le ponía el collar parecía aterrorizada, ¡ya no hablemos del veterinario! 

Le dije que para combatir ese miedo que tenía hacia todo debería haber sido debidamente socializada cuando era cachorrita, pero aún había esperanza. Los perros aprenden deprisa. 

Lo más importante en este caso era que la perrita relacionara todas esas cosas que le producían pavor con algo bueno: el collar, las visitas al veterinario, la mujer de la limpieza...

De modo que le dije que la idea era acercar a la perrita a las fuentes de sus temores, uno a uno, poco a poco, y mientras permaneciera calmada recompensarla con golosinas o caricias, sólo mientras estuviera tranquila, para que viera cuál es el estado de ánimo correcto. 

Un par de meses después la misma chica me escribió para decirme que gracias a mis consejos había desterrado los miedos de su perrita, y que era mucho más feliz ahora.





Otro caso que me gustó mucho fue de una mujer desesperada que tenía un pastor alemán
 al que quería locamente, su comportamiento era ideal en casa...pero en la calle se volvía un peligro andante. 

El perro tiraba de la correa como un loco, y había llegado a hacerle daño a su dueña en más de una ocasión. Ella desde luego no quería librarse de su perrito, de modo que recurría a mí en busca de ayuda: tenía que conseguir que dejara de tirar de la correa de esa manera durante los paseos. 

Le recomendé recurrir a algún amigo o vecino dispuesto a pasar por unos cuantos tirones, alguien que fuera más fuerte y resistente que ella, y utilizaran juntos la táctica del árbol. 

Se trata simplemente de parar el paseo cuando el perro tire, y cuando el perro deja de tirar, seguir caminando. Se necesitan bastantes intentos, pero a la larga el animal comprende que si tira no habrá paseo que valga, y en cambio si está más tranquilo y la correa está floja seguirá caminando. 

La mujer me llamó unas semanas después asegurando que la técnica había funcionado a las mil maravillas, una prima la había ayudado y gracias a mis consejos ahora su perro no tira de la correa.

Como vez, el adiestramiento canino está lleno de matices, de historias personales, de problemas y también de soluciones. 

Educar a un perro es lo mejor que podemos hacer por él: enseñarle cómo comportarse en nuestra sociedad, para que sea más querido y apreciado de lo que ya es.

Seguramente te gustaría tener más información de las que dispones ahora, ¿verdad? No te preocupes, porque aquí mismo podrás continuar aprendiendo con mis consejos:


Dentro del enlace encontraras lo que necesitas para adiestrar a tu cachorro!
http://ae511cvjipikx-binlopjelg41.hop.clickbank.net/?tid=EDUCAR CACHORROS


http://ae511cvjipikx-binlopjelg41.hop.clickbank.net/?tid=EDUCAR CACHORROS


domingo, 8 de diciembre de 2013

Calendario de Vacunacion

Es completamente necesario que cumplas con el siguiente calendario 
que se te indica, para el cuidado y la salud de tu perro, es decir, 
que estés al día con las vacunas, pero si sucede que no sabías o 
estabas mal informado no te angusties, siempre es tiempo de poder 
volver a estar al día con las vacunas respectivas para tu querido 
perro. 


Pero en el periodo que te atrasaste con dichas vacunas y que demores 
en ponérselas ten cuidado de que tu perro no esté en contacto con 
otros perros.


Por lo general cuando adoptamos un perrito, ellos llegan a nuestro 
hogar a los dos meses de nacido y en ese momento es cuando el 
necesita colocarse su primera vacuna, al momento de comprar o 
adquirir a tu perro, salchicha, no olvides preguntar si ya ha 
recibido su primera vacuna, si es así puedes solicitar una tarjeta 
o cartilla en la que se indican las vacunas puestas con la fecha. 



De lo contrario puedes llevar a tu perro al veterinario y ponerle 
las vacunas respectivas ahí él te dará la misma cartilla para que 
se complete con las vacunas restantes.

Este es el calendario que debes seguir,

2 Meses..................Primera vacuna óctuple. (coronavirus)
2 Meses y 21 días......Segunda vacuna óctuple.
3 Meses y 21 días......Tercera vacuna óctuple.
6 Meses..................Primera vacuna Antirrábica.
1 Año.....................Segunda vacuna Antirrábica.

Luego de que tu perro cumple el primer año, no es necesario 
colocarles más vacunas intermedio, solo hasta que cumpla un año más, 
es decir, que cada año que el cumpla deberás colocarle una vacuna 
antirrábica y una óctuple. Eso es todo.

No olvides estas vacunas ya que son muy importantes para la sana 
convivencia de nuestras mascotas con los humanos y para la salud 
de ellos mismos.

Saludos,

La displasia de caderas en Perros

Hola a todos,

La displasia de cadera es muy común en varias razas de perros.

Para poder detectar si tu perro sufre de este mal podrás detectarlo 
mediante los siguientes síntomas

Lo primero es el cojeo de tu perro y la inflamación, se manifiesta 
a través de una displasia de los huesos que están en las zonas de 
las caderas unidas al fémur, tiene su origen producto de la herencia 
genética y en ocasiones puede también adquirirla por si mismo lo 
que produce que los huesos lentamente se descalcifiquen por completo. 

Puedes detectarla y comprobarla realizándole a tu perro una radiografía.

El tratamiento adecuado para la displasia consiste primero que  
todo consultar siempre a un veterinario para que te oriente de forma 
adecuada y específica. 













Pero tú  puedes ayudarlo evitando que realice muchos ejercicios, 
cuidando su dieta, evitar utilizar productos o alimentos que 
potencien el crecimiento, Procurar reposo para el perro, darle los 

medicamentos indicados (analgésicos y 

antiinflamatorios). 




















Saludos y hasta la próxima,

Ricardo!

sábado, 7 de diciembre de 2013

La Higiene Bucal De Tu Perro‏



Para mantener una sana y bonita dentadura en tu perro, es decir, que 
mantenga sus dientes blancos, sanos y fuertes solo bastará con que 
lo alimentes de manera sana, esto es sencillo brindarles de forma 
recurrente alimentos como huesos porosos o panes duros, con esto 
ayudas eficazmente a fortalecer sus dientes. 



Sin embargo para que sus dientes luzcan sanos y blancos puedes 
cepillar a diario los dientes de tu perro  para retirar los residuos 
de alimentos y el sarro acumulado. Para esto solo necesitas de un 
cepillo dental común, y remojarlo en agua tibia, bastará hacer esta 
tarea por las tardes o noches a diario y solo un par de minutos. 







Si tu perro no se deja cepillar puedes remojarle el cepillo con jugo 
de carne mezclado con un poco de agua para que esta tarea le sea más 
agradable, ya después con el tiempo tu perro se acostumbrara y será 
una tarea sencilla.

A medida que tu perro envejece, suelen observarse algunas 
características decadentes en su dentadura, así como la pérdida del 
redondeado y melladura de los colmillos o incisivos. 

Es normal que esto suceda si tu perro ya está envejeciendo y que 
pierda incluso algunas de sus piezas dentales. Si esto te ocurre 
debes alimentar a tu perro con dietas blandas como los purés y por 
siempre para que no sufra dolor al masticar.


Hay casos de perros, en que se produce un desgaste o fractura dental 
prematuramente, esto puedes evitarlo, procurando que tu perro no 
muerda objetos metálicos, lo que desencadena que los dientes se 
deterioren antes de tiempo.

Hasta la próxima!

lunes, 14 de octubre de 2013

3 Trucos Divertidos Para Enseñarle a tu Perro!


3 Trucos Divertidos Para Enseñarle a tu Perro



Enséñale a tu perro trucos divertidos


Si tu perro responde a órdenes como “sentado”, “ven”, podrás sacarlo a pasear a la calle, pero a veces esto no es suficiente para ti. Tú quieres un perro que levante sus cejas y que vaya a pagar tus cuentas. Aunque estas cosas no son posibles, podemos ayudarte a que le enseñes a tu perro unos cuantos trucos divertidos.


“Dar la pata”

1. Haz que se siente tu perro y atrae su atención con una golosina.

2. Luego toma una de sus patas delanteras y sostenla muy libremente en tu mano y dile “dame la pata”.

3. No aprisiones su pata, o se asustará por la presión y se retirará.

4. Recompénsalo inmediatamente y repite el ejercicio varias veces antes de darle la oportunidad de colocar su pata sobre tu mano abierta sin ayuda tuya.

5. Si no lo hace después de unos cuantos segundos, toma su pata, y repite “dame la pata”, y guíala a tu mano.

6. Al final, él entenderá el truco.



"Trae"

Necesitarás que tu perro tenga puesta una correa larga.

1 Llama su atención con su juguete favorito y agítalo ante sus ojos antes de lanzarlo a una corta distancia de él.

2. Cuando corra hacía él, grita, ¡TRAE!

3. Una vez que tu perro haya recogido el juguete, no camines hacia él; espera a que él vaya hacia ti.

4. Si tu perro empieza a caminar hacia otro lado, toma la correa y llévalo suavemente hacia ti.

5. Acaricia su espalda y espera a que deje caer el juguete por su cuenta (si tratas de sacarle el juguete de su boca, tu perro interpretará esto como un juego de tira y afloja).

6. Si han pasado horas y tu perro todavía no suelta el juguete, ofrécele una golosina sabrosa u otro juguete como incentivo.

7. Luego, cuando tu perro haya soltado el juguete, recógelo y repite el proceso.


"Puerta"

Esta es un truco para enseñarle a tu perro a cerrar las puertas:

1. Coloca a tu perro en una pieza donde haya una puerta que se cierra cuando se empuja hacia delante (asegúrate de que no sea una puerta de vaivén).

2. Abre un poco la puerta.

3. Sostén una golosina contra la puerta, a la altura de la nariz de tu perro.

4. Dile a tu perro “ven”


5. Cuando él se abalance para reclamar su recompensa, levántala y sácala justo antes de que tu perro la alcance, de modo que su hocico choque contra la puerta y la empuje un poco.

6. Cuando tu perro entre en contacto con la puerta, dile “PUERTA”, luego hazle cariño.

7. Si él no toca la puerta, no lo recompenses; repite el ejercicio hasta que lo haga accidentalmente.

8. Haz que empuje la puerta cada vez más, hasta que ésta se cierre. Con práctica y paciencia, tu perro entenderá la orden “puerta” y cerrará cualquier puerta que le muestres.


Espero que estoys trucos te hayan gustado, enseñaselos a tu mascota y me cuentas como te fue.